Archivos de la categoría Elecciones

LA LUNA SE TIÑO DE NARANJA

P1018340LA ALTERNATIVA NO PUEDE SER SEGUIR IGUAL.

Publicado en El Norte de Castilla el martes 29/IX/2015

! Cataluña es España, Cataluña es España! Eso gritaban nuestros compañeros ayer por la noche y estaban en  lo cierto. Los catalanes votaron masivamente ayer. Mas de la mitad de ellos rechazaron las opciones independentistas. Los catalanes quieren,mayoritariamente, seguir con nosotros. A pesar de la incesante campaña de los independentistas, a pesar del control absoluto de los medios en la comunidad, a pesar de la torpe campaña del miedo… a pesar de todo, quieren que sigamos juntos.Pero no quieren seguir igual. No es posible. No es ni siquiera recomendable. Si queremos seguir unidos, si queremos progresar, tenemos que hacer algo distinto. La sociedad catalana dijo claramente que la alternativa no puede ser más de lo mismo. El rechazo a la oferta política de los partidos tradicionales  y especialmente al inmóvilismo del Partido Popular ha sido igual de rotundo.

Necesitamos una oferta que atraiga  por igual a todos los españoles, necesitamos recuperar un camino alejado de la soberbia y la imposición. El partido popular y su presidente se han demostrado incapaces de regenerarse. El incumplimiento de sus promesas electorales en lo que a reformas regeneradoras se refiere ( reforma del poder judicial, fin de la discreccionalidad en la administración, transparencia, limitación de mandatos… ) ha anulado el poco crédito que como opción de futuro pudieran tener. La sociedad ( catalana y española) esta harta de una situación de abuso y descrédito de los partidos tradicionales y los ciudadanos quieren , necesitan, recuperar el orgullo por su país. Necesitamos una opción capaz de seducir e ilusionar  a todos. No podemos pretender mantenernos unidos solo por la fuerza de la ley. El cumplimiento de la ley es inexcusable , nadie lo discute, pero va a resultar insuficiente. Necesitamos una España moderna, más libre, menos coaccionada. Necesitamos , urgentemente, una reforma educativa que asegure un capital humano adecuado para afrontar un cambio en nuestro modelo productivo. Necesitamos que el poder político aleje sus manos del poder judicial para que ganemos en seguridad jurídica. Necesitamos una reforma en la administración pública que elimine la arbitrariedad que, no solo causa enojo y desigualdad, sino que lastra de forma irremediable la competitividad y el crecimiento. Necesitamos una reforma fiscal que disminuya la presión sobre emprendedores y autónomos y simplifique y facilite la lucha contra el fraude.Necesitamos  en definitiva un país amable para con todos, donde todos podamos sentirnos libres para buscar nuestros sueños y seguros de que sólo dependeremos de nuestras fuerzas para alcanzarlos. Una España así será más  atractiva para catalanes, vascos, aragoneses o alcarreños. Una España así podrá neutralizar  el nefasto influjo del narcisismo nacionalista.

Para alcanzar esos objetivos no podemos dirigirnos a nuestros conciudadanos con amenazas ni con insultos. No podemos seguir convirtiendo las campañas electorales en campañas de descrédito personal. No será el cambio de personas lo que traiga por sí solo la tranquilidad y la ilusión que necesitamos. En todos los partidos hay, ha habido y habrá,  corruptos y aprovechados. Lo que necesitamos es cambiar las normas, no cambiar solamente los jugadores. Un programa reformista  que mantenga lo esencial y renueve lo necesario. Cambiar las reglas para que el juego sea más ágil y más limpio. Los que seguimos el Rugby desde hace años ( y en Valladolid hay muchos) sabemos como  el cambio de las reglas  consiguió esa rapidez y esa vistosidad que el juego necesitaba y de la que hoy disfrutamos en nuestros campos.De eso se trata, de cambiar las reglas  y el arbitraje.
luna_1Decía Albert Einstein ( y Albert Rivera no se cansa de repetirlo) que si quieres resultados distintos no hagas siempre lo mismo. Cataluña y España necesitan salir de este recurrente día de la marmota. Los resultados de las catalanas son el  dedo que señala el problema. Dice el proverbio árabe que cuando el sabio señala la luna el necio se queda mirando el dedo. Centrarse en desacreditar a los partidos independentistas es  mirar el dedo. Nosotros decidimos mirar a la luna…. y la luna ayer se tiñó de naranja.